martes, 19 de mayo de 2015



LOS BEREBERES ..


Los Amazighs  vivieron en el norte de África ..... su principal origen ... en la zona geográfica que se extiende al oeste desde el antiguo Egipto hasta las Islas Canarias y las fronteras del sur del Mediterráneo a las profundidades del Sáhara en Níger y Malí. Eran los primeros habitantes del norte de África .Con la expansión del islam y  la entrada de los árabes en África empezó la arabizacion en la cual una parte de los habitantes amazigh empezaron a hablar arabe o más bien el dialecto del Magreb Árabe. Las Islas Canarias amazigh han adoptado el idioma español es que muchos de ellos se consideran bereberes .

Se extienden los bereberes en Tamazgha en forma de tribales o familiares / / Balboadi y también en todos los mega ciudades (Casablanca, Argel, Tánger, Batna, Tizi Ouzou, Bejaia, Ghardaia, Bouira, Nador, Alhucemas Rabat ...) y la lengua bereber  es una lengua nacional bajo la Constitución , porque los amazighs defendieron y siguen defendiendo durante toda la historia sus derechos .



LENGUAS BEREBERES ...







Las lenguas bereberes (Tamazight o Tamaziɣt) constituyen una familia de la macrofamilia de lenguas afroasiáticas, habladas por los grupos bereberes en el norte de África, por unos veinticinco millones de personas,2 de los cuales 12 millones residen enMarruecos, y entre 7 y 8 millones residen en Argelia.3 Existe un alfabeto autóctono exclusivo, el tifinagh, testimoniado arqueológicamente al menos desde el siglo III a. C., utilizado tradicionalmente por los tuareg y revivido en época reciente por instituciones y movimientos culturales berberistas, como el CMA. Se usa también el alfabeto latino en Argelia (con algunas letras griegas como γ) y el alfabeto árabe en otros lugares, como Marruecos, hasta la adopción oficial del tifinagh para la enseñanza.
También formaban parte de las lenguas bereberes las diferentes variedades guanches en las Islas Canarias con anterioridad a su conquista.

HISTORIA DE LOS BEREBERES

La escritura mas antigua del amazigh fue hace  tres mil años antes de Cristo,son  escrituras  que se encontraron en los antiguos egipcios. Los amazighs se conocieron  por diferentes nombres  en diferentes períodos históricos, incluyendo los nombres de los libios, Alnomideon, Algitulion, bereberes, amazigh.


Los Bereberes convivieron con los mas fuertes imperios del mundo , y jugaron un papel muy importante en su historia, interactuaron con ellos culturalmente  y militarmente. Como los griegos los romanos los fenicios ...

Los Bereberes desempeñaron un papel muy importante en el ejercito romano ,tres emperadores romanos eran de origen Bereber  que eran  Sevarius Septimus y su hijo Caracalla y cerrar Macrinos.

 se sometieron los bereberes a los árabes después de largas guerras, más de la mitad de un siglo y fueron los arabes capaz de convencera los bereberes para ayudarles en las guerras . hasta que el Tariq Ibn Ziad era bereber , un líder que conquistó Andalucía en el tiempo cronológico le valió fama internacional hasta el Estrecho de Gibraltar ha sido nombrado después de él.

CALENDARIO AMAZIGH

Los Bereberes  creen que el calendario amazigh bereber comenzo después de que  su líder Shashank fue capaz de derrotar a los ejércitos del faraón que quería ocupar su país, y según la leyenda, la batalla ha sido la ciudad de Tlemcen, Argelia.
Shashank es de  origen  tribu caótico, y la tribu es, probablemente, de Túnez y la corriente se puede observar algunas similitudes culturales entre amazigh Argelia y caótico.

Los historiadores creen que la interpretación coloquial amazigh no es científicamente históricamente, algunos investigadores creen que el calendario amazigh puede remonta a miles de años, por lo que puede ser la más antigua del calendario faraónico.
Los amazigh celebran el año nuevo en el 13 de enero , segun el calendario estamos en el año 2963.

RELIGION 


los imazighen conocieron todos los grandes movimientos religiosos que recorrieron la cuenca mediterránea desde la Antigüedad. Desde180 d. C., participaron de la extensión del cristianismo al que dieron tres papas, siendo el más conocido Gelasio I. Cuando la dominación árabe se asienta definitivamente en África del Norte a finales del siglo VII, los imazighen se convierten al Islam, su religión mayoritaria hasta el siglo XXI. 

En el siglo XIX, la colonización francesa volvió a introducir parcialmente el cristianismo entre las comunidades imazighen argelinas, principalmente a través de las misiones de los Pères Blancs (Padres Blancos), por lo que todavía existe una minoría católica. A partir de 1980, después de los graves acontecimientos de represión contra los movimientos imazighen, ocurridos en Cabilia y conocidos como la «primavera bereber», se ha observado un movimiento de conversión al protestantismo.26 Muchos sefardíes, por ejemplo de Puerto Rico, tienen sus raíces entre los bereberes. Estos bereberes siguieron la fe judía.
En su mayoría, son conversos al Islam sunita aunque siempre ha habido grupos importantes aunque minoritarios de judíos y cristianos entre ellos, y una creciente mínoria de no creyentes en el mundo laico moderno desde el siglo XIX.
https://amazigh-nafus.com/tn/2.html












EL TEMA DE LOS 
TATUAJES 

El tatuaje es uno de los ritos más ancestrales de la cultura amazigh. Sus orígenes se remontan a la época pre-islámica y hunden sus raíces en la noche de los tiempos. Dentro del mundo amazigh, el tatuaje está vinculado a un conjunto de ritos paganos y mágicos. Estas creencias perduran todavía en las costumbres del mundo rural de la Tamazgha.

Desde el Neolítico, en el norte de África, las tribus nómadas amazigh han usado los tatuajes para identificar a los miembros de las distintas tribus por sus diseños, a menudo en la cara, además de otros tatuajes con simbolismo mágico-religioso o curativo.
Los antiguos libios aparecen tatuados en las representaciones que se hace de ellos en las tumbas egipcias. Entre los tatuajes que aparecen está el símbolo de la Diosa guerrera Neith. Una diosa que luego pasaría a Grecia con el nombre de Atenea. El tatuaje en el muslo del primer libio es dicho símbolo, dos arcos entrecruzados.
El tatuaje amazigh tiene una función de comunicación entre el cuerpo humano y el mundo espiritual. Así que no es de extrañar que muchos tatuajes amazigh lleven la etiqueta de "jedwel" o talismán. La creenciade que todos los animales y los objetos tienen un espíritu, se refleja enlos objetos utilizados como fuente de magia, de poder y de protección contra las energías negativas. El mundo espiritual amazigh cree en la existencia de una energía sobrenatural (baraka) que reside en todas las cosas. Los diseños de los tatuajes amazigh retienen dicha energía sagrada que puede usarse para hacer frente a las fuerzas oscuras de la vida, curar enfermedades o protegerse contra los espíritus oscuros llamados jenum o jnoun (singular jinn).



Los tatuajes amazigh se colocan frecuentemente cerca de los orificios del cuerpo (ojos, boca, nariz, ombligo, vagina) o en sitios vulnerables a las maquinaciones del mal. Los pies de las mujeres, por ejemplo, se protegen con tatuajes para impedir que los jenum intenten entrar en el cuerpo a través de la tierra.

La palabra más común para el tatuaje es oucham ("marcar"). Los tatuajes son l-qayda ("tradición") y algunos motivos tienen sus raícesen el alfabeto tifinagh. Más de una docena de tatuajes pueden ser interpretados como signos de dicho alfabeto y generalmente aparecen en las barbillas de las mujeres como siyâla. Por tanto un tatuaje también puede tener un sentido literal.


En la cultura canaria vemos importantes similitudes y conexiones con la cultura continental. El papel de la mujer cuidando "todo lo que es verde y tierno" y encargada de la crianza de los niños. La creencia en el mal de ojo siempre ha estado muy arraigada en la población canaria.


Algunas de las historias recuerdan a las historias de curanderas en Canarias. Por ejemplo en Meknes, en el alto Atlas Marroquí, una mujer estaba en avanzado estado de embarazo. Paso el día esperado del nacimiento sin dar a luz. Pasaron unas semanas y seguía sin dar a luz. Para resolver el "problema" una mujer preparó una mezcla negra raspando el fondo de un caldero, escupió en la mezcla y tatuó una cruz con una aguja en el tobillo de la mujer para alejar al jenum que estaba impidiendo que diera a luz.











LA BANDERA AMAZIGH 



Los bereberes tienen su propia bandera. Fue creado por la Academia bereber (Agraw Imazighen).


Colores: Las tres bandas de color tienen los siguientes significados:

Por encima de la banda azul (amidad) representa el mar Mediterráneo a la costa han imazighen durante milenios.

En el centro, la banda verde (Azegzaw) significa la tierra de verde, que imazighen cultivado desde tiempos prehistóricos.

A continuación, la banda amarilla (Awragh) simboliza el Sáhara, la zona de los Tuareg, pero también la alegría y el oro.

Para estos tres colores imazighen por lo tanto el símbolo de la costa norte de África, el Mediterráneo norte, al desierto del Sahara al sur, y su apego a su tierra. El signo de la figura Imazighen en rojo en la bandera, como principio de vida eterna y un símbolo de la sangre de los mártires. Así, el símbolo de los hombres libres defienden su cultura y de día brilla en la Tamazgha imazighen país (todos los de África del Norte y del vasto desierto de Sahara).

La bandera representa la armonía de los seres humanos con su tierra.





TRADICIONES 


MEDICINA POPULAR BEREBER .

Las tradiciones berebers son trasmitidas de padres a hijos. Cuado hablamos de argán normalmente hablamos de tradiciones de madres a hijas.
Los beréberes siempre han buscado sus recursos en aquello más próximo a ellos y han estudiado y sacado partido a lo que les rodea. Un gran ejemplo el árbol de argán , para alimentarse y sanarse. Desde la belleza a la medicina. Y le son agradecidos y le rinden culto y le piden protección obsequiandolo con ofrendas, cantos y oraciones.
Una se sus aplicaciones es una loción antirreumática y antiinflamatoria, maceran en aceite de argán un poco de árnica, romero y tomillo.
Este preparado se aplica en masaje giratorio sobre el lugar afectado.

MERIENDA CON ARGAN

En la fotografía  os enseño la mano de una mujer bereber merendando pan con aceite de argán. PROBARLO ES MUY SANO ! 








ACEITE  DE ARGÁN   Y EL AMLOU




AMLOU; Es una masa parecida a la crema de cacahuete, por su aspecto pegajoso, textura y color. El ‘amlou’ es la mezcla de aceite de argan, miel y almendras.

La verdad que yo no lo he podido comprar en ninguna tienda. Siempre lo he comido o en Marruecos o traido de Marruecos. Esta rico para comer con tostadas!! Pero realmente es muy empalagoso y llena bastante. También es bueno para comer con el pan de torta arabe que me encanta!! y con crepes o tortitas.
Para los niños bereberes es como para los nuestros la nocilla. Una delicia para cualquier hora. Lo comen para desayunar o merendar normalmente.

Cuando se prepara el aceite de argán las madres del primer argán que sale lo preparan para dar a probar a sus hijos.

TRADICIÓN DE LAS BODAS 


La cosmética en las celebraciones tradicionales marroquís es muy importante y constituye todo un ritual. Las mujeres marroquíes suelen elaborar sus propios tratamientos de belleza y perfumessiguiendo la tradición familiar. Recluidas en sus aposentos, crean fórmulas y remedios con


mucho amor y sabiduría transmitida de generación en generación. La esencia mágica de los productos que fabrican está en la utilización de elementos naturales. Uno de los secretos de belleza transmitido de madres a hijas es el que les preserva la juventud ingiriendo cada mañana en ayunas un jarabe hecho con jengibre, nuez moscada, clavo de olor, galanga (raíz), aceite de argán y miel.

Los cosméticos tradicionales más utilizados en las bodas son; la henna , el khol (para pintar los párpados), el ghassul (arcilla para mascarilla facial y corporal o para los cabellos), el (para pintar los labios), y esencias perfumadas con flores y piedra de musk o almizcle ( perfume de origen animal extraído de una glándula del abdomen de la gacela en época de celo), agua de rosas, agua de azahar, y aceite de argán para hidratar y proteger.
SITIOS BEREBERES EN MARRUECOS  


Jenifra La Joya del Atlas 


Jenifra (en árabe, خنيفرة; en francés, Khénifra, que procede del término bereber "Khanfar") es
una ciudad de Marruecos y constituye la capital de los Zayanes, una tribu bereber. Se localiza a 160 kilómetros de Fez, y 300 km de Marrakech.

Se caracteriza por ser una ciudad muy calurosa, con grandes montañas y extensos lagos. También llama la atención el color anaranjado presente en sus casas.




  EL RÍO OUM ER-RBIA

El río Oum Er-Rbia o Oum Er R'bia o Oum Errabiaa (en árabe, أم الربيع, que significa «madre de la
primavera»), es el segundo río de Marruecos por longitud. Tiene su fuente en el Atlas Medio, a una altitud de 1240 m, a 40 km de la ciudad de Jénifra y a 26 km de la ciudad de M'rirt, en la comuna rural de Oum Er-Rbia. Tiene una longitud de 600 km de y desemboca en el océano Atlántico, en Azemmour (region de Abda-Doukkala). Con un flujo no despreciable de 117 m³/s, se han construido en él muchas presas (ocho), siendo las más conocidos la de Bin el Ouidane, construida sobre el uadi El Aabid, al lado de Azilal, cerca de la localidad de Beni Mellal y a 120 km de Jénifra; y la de Maachou, en la desembocadura del Oum Er-Rbia.

La construcción de una serie de presas en el Oum Er-Rbia y sus afluentes constituye un reto para el gobierno marroquí, que quiere alcanzar una meta de riego estimado de 1 millón de hectáreas en todo el reino. La autosuficiencia en la producción de trigo no se ha alcanzado todavía.

El río contribuye al desarrollo agrícola de las llanuras de Tadla y de Abda Doukala.

Amores bereberes en Demnate

A tan solo hora y media de la sofisticada y turística Marraquech, cambiamos de ambiente: el mundo bereber nos envuelve en los sencillos pueblos que se esconden en las montañas del valle de Aït Bou Goumez, muy cerca de los arcoíris que crean las Cascadas de Ouzoud. Demnate es toda una inmersión en la cultura y la gastronomía locales, con el mejor aceite de oliva de Marruecos y unos Romeo y Julieta bereberes.


Cascadas de Ouzoud, cerca de Demnate, en Marruecos. / BERNARDO RICCI ARMANI
Lo mejor de la ciudad es la kasba Glaoui, en su época impresionante, y las murallas de adobe que han acabado por desmoronarse, aunque el fascinante patrimonio interreligioso ha sobrevivido. En el corazón de la localidad se halla el mellah judío, con una entrada a unos 150 metros a la derecha pasada la puerta principal de Demnate. El aceite y también sus famosas almendras se pueden probar en el restaurante Al Jazira, en el Kasbah Illy o en el Kasbah Tindaf.
Incluso tenemos aquí una historia de amor bereber: en Imi-n-Ifri (boca de la gruta en bereber), a unos 6 kilómetros de Demnate, hay un puente natural de travertino formado hace millones de años sobre una garganta que parece el bostezo de un monstruo. Se dice que cada lado del puente representa a dos amantes cuyas familias los mantenían separados por lo que sus manos unidas se convirtieron en piedra. En el lado sur hay un riachuelo al que todavía acuden las novias para realizar ritos prenupciales y en verano se oye a las mujeres cantar y tocar los tambores durante las despedidas de soltera bereber.

 ‘Moussem’ de las bodas de Imilchil



Venta de ganado en el pueblo de Imilchil, en el Atlas Medio (Marruecos), durante el festival nupcial anual que se celebra en septiembre. / DAVID BATHGATE
Los bereberes vienen a encontrar su media naranja a este pueblo del Atlas Medio. Durante casi todo el año, Imichil es solo otro pueblo bereber más, pero en septiembre se llena de visitantes que acuden a su moussemnupcial de tres días. En esta gigantesca fiesta, los bereberes de la zona compran todo lo necesario para los largos meses de aislamiento del invierno y se dedican a buscar posibles parejas para casarse. Las mujeres presumen con sus capas de lana a rayas y sus elaboradas joyas y los chicos se atusan sus blancas y largas chilabas.
El moussem suele celebrarse de viernes a domingo la tercera o cuarta semana de septiembre. Las fechas se anuncian en las oficinas de turismo de todo el país. Con el auge del turismo empieza a haber más observadores que jóvenes amantes, pero la fascinación de la tierra es innegable.
Se puede llegar a Imilchil desde Marraquech en autobús o en taxi.

 Maison Tiskiwin



Puesto de venta de alfombras en Marraquech (Marruecos). / NEIL FARRIN
Para quienes no tengan previsto salir de Marraquech, la inmersión en la cultura bereber está cómodamente garantizada en la Maison Tiskiwin, un museo de la Cultura Trans-sahariana que permite explorar las conexiones de los bereberes con el resto del norte de África. A través de la colección del antropólogo holandés Bert Flint se puede viajar hasta Tombuctú y volver. Cada sala representa una de las paradas de las caravanas que van desde el Sáhara hasta Marraquech con objeto de vender la artesanía indígena: desde sillas tuaregs de montar camellos hasta alfombras del Alto Atlas. Los textos que acompañan los objetos suelen ser más excéntricos que explicativos, pero los objetos expuestos ofrecen interesantes detalles del pasado comercial de Marraquech.

 Vida bereber en el Yebel L’Kest



Vista de la Mezquita Roja de Adaï, cerca de Tafraoute, en el Anti Atlas (Marruecos). / DOUG PEARSON
En el sur de Marruecos, la cultura bereber se muestra en el día a día de muchos de sus valles y oasis, como si el tiempo no hubiera pasado. El ritmo de la vida en los pueblos es lento y al margen completamente del turismo masivo y de cualquier contaminaciónde la vida moderna.
Encontramos presencia de la cultura bereber en lugares como el Yebel L’Kest (al norte del valle de Ameln, desde Tafraoute), en pueblos humildes como Tandilt, donde una mujer bereber y su marido francés nos ofrecen un alto en el camino en su pequeño hotel Yamina, donde han conseguido una mezcla única entre pensión ymaison traditionnelle (casa tradicional), con habitaciones sencillas y muy bien decoradas. También con atmósfera bereber encontramos L’Arganier d’Ammelne, un hotel-camping con jardín donde se sirven deliciosas especialidades locales como el tajín de ternera con albaricoques, almendras y ciruelas.
Unos kilómetros más adelante, en Oumesnate, nos encontramos la Maison Traditionnelle, levantada hace 400 años con granito, palmera y argán. Su propietario, Abdesslam, o alguno de sus hijos, te podrá acompañar durante una fascinante visita guiada repleta de historias sobre la vida tradicional. En su casa de huéspedes es fácil sumergirse en la vida de un pueblo bereber.

 Descanso en el Valle de Amein



Instalación artística realizada con piedras junto a las surrealistas 'Pierres Bleues' (piedras pintadas) de Aguard Oudad, junto a la ciudad de Tafraoute, en las montañas del Anti-Atlas. / AMAR GROVER
Los bereberes siempre han sido excelentes anfitriones: en las casas tradicionales alrededor de Tafraoute, en las montañas del Anti-Atlas, la mejor habitación se reservaba a los huéspedes. Tafraoute es un pueblo original, apiñado en el impresionante valle de Ameln y rodeado completamente por montañas de granito rojo. Lo mejor es alquilar una bicicleta de montaña o un todoterreno para recorrer los alrededores. Descubriremos, por ejemplo, los curiosos petroglifos prehistóricos de Tazekka y la llamada Maison Berbere Traditionelle en el poco habitado pueblo de Tazekka, cuyas viejas casas incorporan rocas enormes en sus muros de tapial. Se puede pasar la noche en esta casa de cuatro plantas, donde hasta hace unos años vivía la familia del sabio propietario Mahfoud.
Y al sureste de Tafraoute no podemos perdernos el bonito oasis de Afella-Ighir, pasando por las espectaculares gargantas de Aït Mansour.

Alhucemas, bereberes con acento español



Vista aérea de Alhucemas, en Marruecos. / YANN ARTHUS-BERTRAND
Esta ciudad costera es la capital no oficial de los bereberes del norte de Marruecos. Los españoles la fundaron con el nombre de Villa Sanjurjo en los años 20 como plaza fuerte durante la guerra del Rif. Ahora los marroquís la llaman Al-Hoceima. Es un sitio estupendo para pasar un par de días: tranquila y segura, esta moderna localidad está llena de orgullosos bereberes mucho más occidentalizados que cualquier otro sitio del norte. La influencia española sigue presente en la lengua, la arquitectura y los negocios. Los edificios coloniales rodean la Place du Rif y los nuevos hoteles jalonan el paseo marítimo. Lo mejor de todo son las playas y el parque nacional de Alhucemas, la joya sin descubrir de la zona, con acantilados calcáreos que recuerdan a Mallorca y buenas rutas senderistas.
Recordamos que el Peñón de Alhucemas es un islote–fortaleza blanco que sigue perteneciendo a la soberanía española. Aquí ondea la bandera española, pero solo vive una guarnición de 60 soldados y no se puede visitar.

 Tinejdad y Goulmima



Escuela de tecnología de Goulmima (Marruecos), proyectada por los arquitectos Saad El Kabbaj, Driss Kettani y Mohamed Amine Siana. / FERNANDO GUERRA
En la parte más oriental del Marruecos central estas dos poblaciones nos hablan de otra época, la de las caravanas que atravesaban el desierto. Cuando llegaban cargadas de oro, sus integrantes, aturdidos después de meses bajo el sol del Sáhara, encontraban descanso en Tinejdad (nómada” en tamazí). En ese amarradero se reunían cinco tribus bereberes y saharianas para saciar su sed en los manantiales de Lalla Mimouna, dormir tranquilamente en ksour fortificados del oasis Ferkla y hacer negocios en el ksar Asir, centro comercial medieval de un millar de años de antigüedad que albergaba una mezquita almorávide y una considerable comunidad judía. Agua, cobijo, negocios y baraka (bendiciones) ,¿qué más podría pedir un nómada?
Muy cerca está el antiguo centro cultural bereber de Goulmima, con imponentes ksour en el palmeral que cruza el pueblo de norte a sur, una necrópolis preislámica al noreste y tres zocos semanales donde se pueden comprar bandejas de cuscús de fabricación local. Pero lo más interesante es el laberíntico Ksar Aït Goulmina, un pueblo amurallado en el extremo sureste del palmeral en el que viven cientos de personas.

 Taroudannt, el corazón del Sus



Exterior de una tienda de telefonía en Taroudant (Marruecos). / PETER ADAMS
A veces se la llama la pequeña Marraquech, pero esa descripción no hace justicia a Taroudannt, el corazón comercial del valle del Sus. Ocultos detrás de unas magníficas murallas de barro rojo y con los picos nevados del Alto Atlas de fondo, los zocos y plazas de Taroudannt sintetizan todo el encanto marroquí. La actividad central es el mercado, en el que los bereberes comercian con los productos de la fértil cuenca del Oued Souss.
No hay muchos monumentos para ver, pero la medina es un lugar agradable para pasear. Vale la pena deambular por los dos zocos, más relajados que el de Marraquech, pero con una atmósfera muy diferente también al de Agadir, a 80 kilómetros de aquí.
Además, Taroudannt es una buena base de operaciones para las excursiones por el poco explorado Alto Atlas occidental. Y al suroeste, la kasba Tioute es tan fotogénica que se utilizó como escenario de la producción francesa de 1954 Alí Babá y los cuarenta ladrones. La kasba, de piedra, se alza sobre un palmeral y un par de restaurantes, con el Alto Atlas y el Anti-Atlas a lo lejos.

AGADIR LA CAPITAL DE SOUS 


Agadir, antiguamente conocida como Santa Cruz del Cabo Aguer, es una una ciudad de Marruecos, capital de la provincia homónima.

Limita al norte con las provincias de Essaouira y Marrakech, al este con la provincia de Uarzazate, al sureste con laprovincia de Tan-Tan, al sur con la provincia de Tiznit y al oeste con el océano Atlántico.

Se encuentra a unos 600 kilómetros al sur de Rabat, y a unos 440 kilómetros al sur de Casablanca.

Puerto y aeropuerto Al Massira.

Fundada por los portugueses sobre el 1500. En 1526 es invadida por los saaditas. En 1911 se da la crisis de Agadir. Entre1912 y 1956 pertenece a Francia, pasando en 1956 la soberanía a Marruecos.

El 29 de febrero de 1960 un terremoto destruye la ciudad habitada por unas 12.500 personas, algunos informes hacen elevar el número de víctimas a unas cinco mil, la reconstrucción se realiza a 2 kilómetros al sur del epicentro.

Agadir le da nombre al caladero de pesca que hasta los primeros años de 1990 fue usado bajo convenios de pesca por los barcos pesqueros españoles de la bahía de Cádiz, recibiendo la flota de barcos de vapor del puerto de Isla Cristina (Huelva) a partir de los años 1920 por este motivo el nombre de flota de Agadir.







TURISMO

Se trata de un destino turístico conocido internacionalmente.
Uno de los principales recursos de la zona en cuanto a atractivo turístico es el Parque Nacional de Souss-Massa, en el que se encuentran paisajes notables y la última población viable del ibis eremita, especie en peligro crítico de extinción. Diversas iniciativas de ecoturismo se han realizado en particular en la desembocadura del oued Massa donde es posible realizar rutas acompañadas de guías locales con la observación de aves acuáticas y los paseos a lomos de asno como atractivos añadidos a la riqueza cultural del área.



POR ÚLTIMO VEREMOS UNOS VESTIDOS Y TRAJES TRADICIONALES 














1 comentario:

  1. Hola Wissal, me alegro mucho de haber encontrado tu blog, que me gusta mucho.
    Un saludo
    Marlis

    ResponderEliminar